Las revisiones de gas de los calentadores se realizan asi

Si tienes un calentador de gas debes estar consciente que al mismo deben realizársele revisiones de manera periódica, la inspección completa del mismo debe ser realizada cada cinco años.  De igual manera existen otras calderas a las cuales es necesario revisarlas por lo menos una vez cada dos años. Estas revisiones son muy necesarias pero no son independientes.
Primero la revisión de la instalación de gas cada cinco años. Está consiste en realizar una revisión del funcionamiento y de la " estanqueidad que tiene el contador" el de las tuberías, el de las llaves y el de las gomas, y los estados en los que se conservan cada uno de estos elementos.
La revisión del gas es hecha por los profesionales, por ejemplo la empresa encargada de la distribución del Gas Natural es aquella que se encarga de la revisión. Estos se ven obligados de comunicarlo con tres meses de anticipación, antes de que sea implementada la dichosa revisión. La persona interesada o el consumidor pueden optar por contratar de manera privada a una empresa que esté capacitada para hacerlo. Si la distribuidora de gas no recibe la documentación que estos necesitan entonces tendrá que ir a realizar la revisión, y siempre avisaran unos días antes de concretarla.
Las personas que controlan las revisiones de gas, son las mismas distribuidoras de Gas Natural, ellas son las responsables de que se llevan a cabo las revisiones.
El costo de las revisiones se suelen cobrar en 2 "conceptos". Se deben cancelar los gastos de la gestión de la distribuidora de gas que suelen ser precios fijos, por lo general son de 15,49 euros y que siempre deben ser cancelados. La segunda parte vendría siendo la inspección como tal, esto va a depender si hemos elegido una empresa a parte y que el precio va a depender de lo acordado con la misma. Si lo hará la distribuidora por lo general este precio lo regula una "comunidad autónoma". El precio de la revisión estará entonces en 35 euros, pero puede tener grandes variaciones, como siendo estas desde 23,91 euros o casi hasta los 50 euros. Todos los detalles de la misma pueden ser consultados con la distribuidora. Si se trata de una instalación en un edificio donde hay una comunidad establecida, se debe agregar un valor extra a la inspección porque es una instalación común, esto puede agregarle a la revisión diez euros más.
La forma de pagar esto es a través de la factura del gas de la compañía encargada de comercializarlo, así hayamos contratado a una empresa a parte, la forma de cancelar el pago de la revisión siempre se tramita a través de la gestión de la distribuidora encargada y está posteriormente se la pasará a la comercializadora encargada. Esta es la razón por la cual no se le debe pagar al técnico y evitar un fraude o infracción por no cumplir con lo establecido.
En cuestiones prácticas  la inspección se anuncia por cartas, si la cita acordada no se concreta porque el usuario no se encuentra, entonces se arregla una segunda cita. Nunca debes dejar entrar a tu casa a una persona que no esté identificado con la distribuidora, por razones de seguridad. Evita pagarles a las personas que realizan la inspección porque corresponde cancelarlo cuando llegue la factura del gas. Si se tienen anomalías que deben ser arregladas se deben realizar un tiempo después.
Los calentadores de agua deben ser revisados por lo menos cada cinco años. Los aires acondicionados deben tener una revisión cada 4 años. Los calentadores que son a gas deben revisados e inspeccionados cada dos años. Y otras calderas como las que son de pellets o gasóleo anualmente. Revisa siempre los manuales con los que vienen estos ya que el fabricante puede ser más específico con el tiempo en el cual se tienen que revisar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Accesorios para el coche de paseo necesarios en verano e inviern

Losetas de caucho